3 tácticas que puede probar para aliviar el estrés sensorial

No se preocupe, por supuesto que no tienen que ver con spinners...

Si no se ha encontrado un spinner (ya sabe, esa pequeña pieza de metal o plástico en forma de triángulo que gira sobre un eje) en su trabajo, en la mochila de su hijo o, esperemos que no, en la mesa del comedor, está de suerte. Estos juguetes supersencillos se han convertido en la mayor pérdida de tiempo del verano. 

Aunque este artilugio manual puede parecer insignificante, existen fundamentos científicos que respaldan sus beneficios. Según un artículo publicado recientemente en la revista Forbes, hacer girar un spinner podría ayudar a ocupar partes del cerebro que, en otras circunstancias, estarían distraídas con pensamientos que impiden la productividad. En otras palabras, el tiempo que pasamos girando un spinner podría aliviar la ansiedad provocada por el trabajo o los problemas en casa. Además, los estudios también muestran que combinar el movimiento y los pensamientos puede ayudarlo a retener información y comprenderla mejor, incluso si esos pensamientos no son complejos. 

Aquí tiene tres ejercicios y actividades sensoriales para aliviar el estrés en los que no hacen falta spinners y que pueden realizarse fácilmente durante una reunión o sentado en una oficina. 

1. Contraiga sus músculos 

Como se indicó en otro artículo de Forbes, el estrés y la ansiedad en el trabajo causan naturalmente que sus músculos se tensen, lo que podría hacer que su nivel de estrés se eleve. Y aunque eliminar de su mente pensamientos negativos y estresantes no siempre es posible, puede aliviar el estrés de su cuerpo contrayendo y relajando suavemente sus músculos de forma controlada. Para ello, las eficaces pelotas antiestrés que se ven tiradas en los cubículos, o el “original” spinner, pueden resultar útiles. 

2. Aspire, espire... 

A pesar de que respirar es cosa de todos los días, la forma en la que lo hacemos puede causar un gran impacto en nuestros niveles de estrés. Según el Instituto Americano del Estrés, la respiración consciente y profunda es la mejor táctica para reducir el estrés. Esta práctica también hace que tenga que enfocarse en su cuerpo, lo que lo ayudará a eliminar cualquier pensamiento irrelevante que le esté causando estrés. Primero, aspire profundamente por la nariz y envíe el aire hacia el abdomen, expandiéndolo; después, espire lentamente por la boca. Repita este ejercicio unas cuantas veces y se sentirá mucho más tranquilo.

3. Active sus sentidos 

Cuando vemos, olemos, tocamos, saboreamos u oímos algo que despierta nuestro interés, nuestros sentidos suelen ser nuestras mayores distracciones naturales. Además, cuando activamos alguno de nuestros sentidos de una forma meditada y planificada, podemos hacer que nuestra mente se aleje por un momento de emociones y pensamientos negativos. Como se sugiere en el artículo de Forbes mencionado anteriormente, es bueno realizar actividades que activan los sentidos, como escuchar música relajante, ver fotos de la familia, oler un ramo de flores frescas o darse un masaje rápido en las manos. El truco está en descubrir cuál de los cinco sentidos le ayuda más a reducir el estrés y seguir estimulándolo. 

Powered By OneLink