4 formas innovadoras de motivar a su personal

Métodos para avivar el espíritu profesional de sus empleados

Establecer tres alarmas diferentes para hacer ejercicio temprano en la mañana o retirar todas las distracciones del escritorio en el trabajo; en este punto de nuestras vidas adultas es bastante fácil saber qué nos beneficia y qué nos hace descarrilar. Sin embargo, cuando se trata de motivar a otros en el trabajo, los objetivos no están tan claros. 

Tanto si trabajamos con el personal de cocina, con un comité de decoración o con jóvenes recién graduados, es parte de nuestro trabajo como organizadores de eventos motivar y dirigir diferentes equipos. Preparar charlas de motivación e incentivos profesionales convencionales puede funcionar bastante bien; sin embargo, si desea motivar realmente a sus empleados durante el trabajo duro y conseguir buenos resultados, necesitará conocerlos más en profundidad. 

Con la ayuda de un artículo reciente de la revista Harvard Business Review, hemos redactado los cuatro métodos de motivación más innovadores para conseguir el máximo rendimiento de sus empleados. 

1. Establezca objetivos específicos 

Aunque ya sabemos que los objetivos aumentan la motivación, no existen dos tipos de objetivos iguales. Según el artículo de la Harvard Business Review, los objetivos más ambiciosos y basados en datos funcionan mejor para trabajos de tipo transaccional, como por ejemplo, los que están relacionados con las finanzas. Sin embargo, las personas que trabajan en equipos más creativos tienen más éxito cuando simplemente se les pide que lo hagan lo mejor que puedan.  

2. Conozca a sus empleados 

Cuando se trata de recompensas o técnicas de motivación laboral, no todos sus trabajadores valorarán lo mismo. Mientras que uno puede tener en casa a un bebé recién nacido y quiere hacer todo lo posible durante el día sin distraerse, otro puede querer hacer horas extra para llamar su atención. Sea lo que sea, debe saber quiénes son de verdad sus empleados y, como en todas las relaciones, conseguir este tipo de confianza lleva su tiempo. 

3. No ofrezca solo dinero, ascensos o fiestas

Aunque el dinero es una gran motivación para la mayoría de nosotros (todos sabemos que la hipoteca no se paga sola), desde luego no es la única. Mientras que las fiestas vacacionales, las charlas de motivación antes de las reuniones y un servicio de comidas hacen que un trabajo gratificante sea todavía más agradable, estas técnicas solamente rozan la superficie de lo que realmente motiva al personal. 

Como explica el artículo de la Harvard Business Review, las personas necesitan sentir que sus puestos tienen un propósito mayor y que sus actividades diarias tienen un significado. Esto se puede conseguir si nos aseguramos de que todos los empleados entiendan a la perfección que su trabajo es esencial para alcanzar un objetivo mayor y les informamos cómo pueden participar activamente en ese viaje.  

4. Sea transparente

Querer agradar a todos, incluso a sus subordinados, es un deseo natural del ser humano. Pero aunque probablemente así consiga hacer amigos, no le ayudará mucho a la hora de motivar a sus empleados. 

Cuando tenga que dar su opinión sobre alguien, no tenga miedo de ser transparente. Si un empleado está haciendo un buen trabajo, destáquelo; pero si no lo está haciendo bien, no lo haga. Como dice la Harvard Business Review, si se identifican los defectos y las brechas de rendimiento de alguien se consiguen importantes beneficios. 

Piense en la última vez que alguien criticó su forma de hacer las cosas, en su trabajo o en cualquier otro lugar. Seguro que a día de hoy lo hace 100 veces mejor. 

 

Powered By OneLink