Cautive a sus huéspedes con una decoración rústica de estilo tradicional

Le mostramos 7 formas sencillas de hacerlo

Si ha abierto Instagram o ha entrado en Pinterest durante el mes de abril de 2017 lo más seguro es que lo hayan bombardeado con la moda “unicornio”. Aunque los bagels de colores, los tintes de pelo rosa y los brillos en tonos pastel tienen su encanto, está claro que a veces las personas buscamos algo con más sustancia que simplemente una nueva tendencia llena de brillo y brillantina. Según el chef Brad Nelson, vicepresidente gastronómico de Marriott International, es muy probable que los asistentes de sus eventos sientan lo mismo. 

“Aunque en el último año hemos observado que la comida llamativa ha marcado tendencia, motivada en parte por cosas como la moda “unicornio”, también se ha producido una vuelta a las texturas naturales, a la sencillez y a una visión más rústica”, comenta Nelson. “Se considera rústico algo que no se aleja mucho de su estado natural, que se puede equiparar con algo más sano y menos manipulado y, definitivamente, más real”. 

Cuando se trata de la comida, la decoración y el montaje de su reunión, un tema natural tiende a crear un ambiente más tranquilo y menos caótico que los colores del arcoíris y los acabados brillantes. Lo rústico es perfecto para disfrutar de un retiro de fin de semana relajante o para refugiarse durante encuentros de negocios de alto nivel o con mucho estrés. Bufés de colores naturales, bebidas vintage o flores silvestres: le mostramos cómo volver al estilo rústico en su próxima reunión.   

1. Cena de colores naturales

Desde centros de mesa de flores silvestres hasta mesas de madera, una de las mayores ventajas de una decoración rústica es que suele ser económica y fácil de encontrar; el secreto está en visitar The Home Depot o alguna tienda de artesanías. 

2. Centros de mesa de flores silvestres

Aunque los increíbles arreglos florales exóticos dejan a todos boquiabiertos, una presentación más sencilla (por ejemplo, a base de flores silvestres que puede encontrar dando un paseo) puede evocar una dulce sensación de nostalgia. Colóquelas en frascos de vidrio para que tengan un efecto aún más emotivo.  

3. Bebidas vintage

Mientras que en las reuniones más sofisticadas se sirven cócteles en copas de Martini acompañadas de brochetas de frutas, las bebidas con una presentación mucho más sencilla en frascos de vidrio también tienen un gran encanto. 

4. Quesos y vinos variados

No hay nada mejor que el queso y el vino para un evento de ambientación rústica. Sirva los embutidos sobre madera para darles un aspecto todavía más natural. 

5. Alternativas a las mesas de madera

¿Quién dice que las mesas tienen que ser mesas de verdad? Cuando vaya a comprar arreglos y utensilios de mesa, tenga en cuenta las opciones que rompen con lo convencional, como las pacas de heno. Solo asegúrese de traer una escoba para limpiar los restos de paja al final. 

6. Postres en frasquitos

Como los frascos de vidrio han sido durante mucho tiempo recipientes de bebidas de estilo hipster, en ocasiones nos olvidamos de lo versátiles que son. Pruebe a servir alguno de los postres favoritos típicos de verano (como pastel de maíz o pudin) en los frascos para que los huéspedes los disfruten. 

7. Almuerzos para llevar

Los almuerzos en bolsas de papel marrón (o cajas, en este caso) no solo tienen un toque nostálgico y rústico, sino que también respetan el medio ambiente y son económicos. 

Powered By OneLink