El próximo tema candente que tratará Clever Carly: Presentamos el safari de contenidos

La nueva moda en la organización de eventos es dirigirse hacia lo salvaje

Hola, planificadores de eventos. Soy Clever Carly.

Como personas que forman parte del "mundo de los eventos", hacemos todo lo posible para que las reuniones profesionales no parezcan trabajo. Ya se trate de almuerzos completos con entretenimiento en vivo o de un cuenco de fruta en la mesa, ayudamos a que la gente se divierta y, al mismo tiempo, se implique. Como ya saben, este trabajo es cada vez más difícil. Conforme los clientes (incluidos sus asistentes) consolidan sus hábitos multimedia con canales que ofrecen información profunda, superficial o de ambos tipos, todos hemos acabado por desarrollar nuestra propia forma de procesar la información. Les guste o no, esto afecta cada vez más nuestro trabajo. 

Les presento el safari de contenidos, un término que describe tanto el problema como la solución para nuestra cada vez más selectiva capacidad de atención. A simple vista, la idea es muy sencilla: del mismo modo que tenemos a nuestra disposición múltiples maneras de procesar la información por Internet, los asistentes también deberían recibir diversas opciones de recepción de contenido. Suena bien, ¿verdad? Por supuesto que sí, pero llevar esa idea a la práctica puede ser todo un rompecabezas. 

Los safaris de contenidos pueden manifestarse de infinitas formas, pero la clave consiste en ceder el control a los asistentes para que puedan personalizar su experiencia. Para ello, los asistentes necesitan tener la oportunidad de realizar comentarios (por ejemplo, con encuestas antes del evento y opciones mientras transcurre) sobre los temas y módulos, así como de participar en la creación del propio contenido. Para lograrlo, los espacios deben poder adaptarse rápidamente y contar con salas versátiles con capacidad para distintos números de asistentes a las sesiones. Por ejemplo, es posible que el módulo de tecnología comenzase por la mañana, pero se abarrote a mediodía. ¿Podría adaptarse a la nueva situación? 

Asimismo, implica contar con presentaciones y oradores más ágiles, dispuestos a sumergirse en temas alternativos o cambiar la forma de presentar la información. También puede ocurrir que sus asistentes sean muy interactivos y participativos. ¿Por qué habría que comenzar una lucha de poder? En lugar de eso, transforme el discurso en un debate. En momentos como esos, los espacios con tecnología como pizarras digitales y monitores con pantalla compartida le permitirán realizar mejores transiciones en la transmisión de contenidos. Por lo tanto, agregue eso a su lista de preguntas sobre los espacios. Desde luego, los presentadores también tendrán que probar la tecnología antes del evento para asegurarse de que todo funciona a la perfección. En cuanto a esa sesión sobre tecnología que se ha puesto de moda, el orador puede incluir algunos de esos temas en el discurso general de clausura, al final del día.

¿Qué puede sacar de todo esto, aparte de unas cuantas canas? Si logra llevar a cabo un evento así con éxito, sus asistentes sentirán que se conocen mucho mejor a sí mismos y usted tendrá una mayor sensación de compromiso. Al igual que la segmentación y muchas otras modas de hoy en día, los safaris de contenidos se reducen, simplemente, a mostrar una actitud más receptiva con sus asistentes, de diversas formas. Por consiguiente, comience poco a poco. Los pequeños pasos son lo más adecuado en esta jungla.

Vuelva a echar un vistazo en dos semanas para obtener más consejos útiles. Puede encontrarme en meetingsimagined.com, además de en Facebook, Twitter e Instagram. Hasta entonces, disfrute de la planificación. 

Siempre a su disposición, 

Clever Carly

 

Powered By OneLink