Las 5 mejores prácticas de transmisión en vivo para planificadores de eventos

Lea esto antes de grabar o promover su próximo evento con un video en vivo

A menos que las redes sociales estén totalmente ausentes en su vida, es muy probable que ya conozca la naturaleza omnipresente de los videos de transmisión en vivo; de hecho, incluso los detractores de las redes sociales seguramente se los hayan encontrado en algún otro medio. Aunque este concepto ya lleva un tiempo entre nosotros, ha sido en los últimos años (gracias en gran parte a las conexiones a internet de más velocidad) cuando esta herramienta para contar historias aumentó su popularidad. 

Aunque tanto un concierto de Justin Bieber como un perro persiguiéndose la cola en la sala de estar son razones de peso para comenzar un video personal en vivo, para las empresas, los especialistas en marketing y los planificadores de eventos el motivo por el que lanzarse a transmitir no está tan claro. En muchas ocasiones, nos enfocamos tanto en transmitir en vivo algo “genial” que nos olvidamos de a) si nuestro evento necesita realmente grabarse en tiempo real, b) las mejores prácticas para retransmitir en vivo todo junto. 

Antes que nada, pregúntese si es realmente necesario que su contenido se retransmita en vivo. 

Según una infografía de Small Business Trends, el 80 por ciento de las personas que participaron en una encuesta dijeron que preferían los videos en vivo a los blogs, mientras que el 82 por ciento preferían los videos en vivo a las publicaciones en redes sociales. Con estadísticas tan claras como estas, puede ser muy tentador para los planificadores convertir cualquier evento en una experiencia en vivo. Sin embargo, como sugiere un artículo de Forbes, solo porque la transmisión en vivo sea una herramienta muy popular para contar historias, no significa necesariamente que tenga que utilizarse. 

Cuando está realizando una transmisión en vivo, básicamente está presentando una obra en la que los espectadores buscan (y esperan) la perfección, y en la que los errores aparentemente pequeños parecen mucho mayores. Así que tiene que ser sincero con usted mismo y preguntarse: ¿estoy realmente preparado para brindar un espectáculo a mi audiencia online? Según la frecuencia con la que planifique eventos para sus clientes, podrá promocionar uno o dos eventos en vivo por trimestre y deberá reservar una parte del presupuesto para garantizar que sean perfectos. 

Elija la herramienta correcta

De la misma forma que no siempre vale la pena transmitir sus eventos en vivo, no todas las herramientas para proyectar videos en tiempo real se ajustarán a su presupuesto. Tenga en cuenta el tipo de evento que está organizando. Como señala otro artículo de Small Business Trends, la naturaleza informal de un evento para Conectar o Celebrar encaja bien con las herramientas tradicionales de transmisión en vivo de las redes sociales, como Facebook Live o Instagram Live. Para una reunión más orientada a los negocios, como reuniones para Decidir, Promocionar o Formarse, con un orador principal de renombre y un programa de aprendizaje, su mejor apuesta será comprar un servicio de transmisión en vivo de más calidad (como IBM Cloud Video Streaming Manager o Bambuser). 

Sáltese el guion (pero tenga un plan general) 

Sí, por supuesto que es importante que su evento en vivo sea de alta calidad y transcurra sin problemas, pero si quiere hacer que su audiencia reproduzca sus videos, deberá ofrecer algún diálogo espontáneo (planificado).

Según un artículo de Search Engine Journal, los organizadores de eventos comparan un evento en vivo con una fiesta. Obviamente, usted quiere que su evento esté bien estructurado y organizado, pero ceñirse demasiado al guion hará que resulte poco auténtico. Permita siempre un poco de espontaneidad, ya sea con una actuación fuera del programa o con una sesión sorpresa de preguntas y respuestas con la audiencia en línea o con los asistentes en la sala. 

Lo bueno, si breve, dos veces bueno

Lo que realmente quiere es contar una historia completa e involucrar a la audiencia, pero como indica un artículo de Inc., el tiempo es algo esencial cuando transmite en vivo su evento. Haga las cosas cortas, agradables y de tiempo limitado, ya que algunos estudios indican que el período de atención promedio es de 8,25 segundos. 

Involucre a la audiencia en tiempo real

En la misma línea de captar y retener la atención de los espectadores, intente involucrarlos lo máximo posible. Para ello, puede publicar preguntas (incluso algo tan simple como de dónde es cada uno) para ayudarlos a establecer una conexión entre ellos y darle más importancia al factor experiencial.

Powered By OneLink