8 actividades cerebrales para movilizar las mentes de los asistentes

Empiece sus reuniones con una de estas divertidas actividades de estimulación cerebral.

¿Ha estado alguna vez emocionado por ir a una reunión creativa o a una sesión de lluvia de ideas solo para encontrar que los asistentes están dormidos o simplemente no están preparados mentalmente para enfrentarse a las grandes tareas que tienen entre manos?

Añada estas ocho actividades de estimulación cerebral al programa de su reunión para evitar los retrasos potenciales y para inspirar nuevas ideas:

Escriba y dibuje con la mano no dominante. Esto ayudará a los asistentes a centrarse en los diferentes aspectos de sus habilidades motoras y pueden incluso ayudarles a ver las tareas y problemas de forma diferente.
 
Cuente hasta 100 y, después, al revés. Haga que la gente cuente en silencio hasta 100. Fácil, ¿verdad? Ahora, el verdadero reto para su mente es que cuenten hacia atrás desde 100. Puede parecer sencillo, pero será suficiente para aclarar la niebla matutina.
 
Asigne un sujeto a cada letra del alfabeto. Esta actividad puede hacerse individualmente o en grupo (p.ej. A: acróbata, B: bola, C: coco).

 
Juegue con rompecabezas. Los juegos y las actividades pueden ser grandes estimulantes cerebrales. Prepare diferentes rompecabezas, crucigramas o juegos de mesa, como el ajedrez, para que las mentes de los asistentes funcionen. Hacer un pequeño descanso para jugar a un videojuego también puede ayudar.

Elimine el uso de uno de los sentidos. Solo momentáneamente, claro. Por ejemplo, pregunte a los participantes cómo resolver un problema o terminar una tarea con un compañero sin hablar. De esta forma, tendrán que hacer gestos con las manos y movimientos con el cuerpo para comunicarse.

Tome una idea establecida y dele la vuelta. Escriba un título con su idea favorita; después, elimine dos o tres palabras clave y haga que los asistentes la expresen con otras palabras. Por ejemplo, el título "Ideas de planificación de eventos que permiten conectar y hacer contactos profesionales" podría convertirse en "Estrategias de planificación de reuniones que mejoran las conexiones entre los asistentes". El cambio en la perspectiva abrirá los ojos de los asistentes hacia otra forma de pensar y nuevas ideas. 

Empiece con una pregunta. Lance una pregunta a los asistentes de su reunión y deles dos minutos para responderla. Dígales que escriban todas las respuestas que se les ocurran (sean reales o no) en notas adhesivas. Cuando se acabe el tiempo, dígales que coloquen sus ideas en las paredes para compartirlas con sus compañeros. 

Haga un ejercicio de respiración. Respirar profundamente le aporta más oxígeno a su cerebro. Así que, en medio de una intensa sesión de lluvia de ideas, tómese un momento para respirar y refrescarse.
 

Powered By OneLink