Clever Carly: Haga de su reunión un retiro de bienestar

La salud y la relajación se han convertido en grandes prioridades de los asistentes. Le contamos cómo puede incorporarlas a sus eventos

¡Hola, planificadores!

Después de una semana ajetreada, creo que estoy lista para unas vacaciones relajadas, y estoy segura de que ustedes también, ¿verdad? Lo cierto es que lo que más me gusta de las reuniones en destinos es aprovechar las oportunidades de relajación que ofrece una nueva ciudad. Y resulta que ahora el bienestar también es de gran importancia para los asistentes: en 2017 se hicieron 830 millones de viajes de bienestar, una cifra que los expertos predicen que llegará a los mil millones este año. Y eso es mucho reposo y descanso.

Entonces, ¿qué significa esta tendencia para nosotros, los planificadores? Aunque las reuniones en destinos siempre se han centrado en encontrar la ubicación perfecta, hoy en día, la decisión de asistir o no a un evento depende más de la prioridad que se le dé a la salud y al bienestar. Esto significa que, además de ser una experiencia de aprendizaje, los eventos también se ven como una oportunidad para liberar el estrés y relajarse, y depende de los planificadores encontrar la forma de conseguirlo. 

Las reuniones en destinos no siempre están dentro del presupuesto, y es normal. Cerca o lejos, cualquier ciudad tiene su propia escena de bienestar, solo tiene que descubrir cómo aprovechar las iniciativas de cada comunidad. Le mostramos por dónde empezar:

1. Encuentre el pulso de la ciudad de su reunión.

Es más fácil decirlo que hacerlo, ¿no cree? Pues investigue. No quiero insistir mucho en este paso porque, sea cual sea el propósito de su evento, siempre hay que investigar. Pero si se va a centrar en el bienestar, deberá tener en consideración lo siguiente:

  • ¿Hay lugares en las inmediaciones que inviten a la relajación o el bienestar? La Laguna Azul de Islandia, por ejemplo, se ha convertido en un lugar de visita obligada para que las personas se sumerjan en sus relajantes aguas.
  • ¿Cómo es la escena gastronómica local? Si en la zona existe una cultura de comida rápida, tendrá que trabajar un poco más con su chef (y gastar algo más en su presupuesto para comidas) para ofrecer platos más sanos en su menú.
  • ¿Existen grupos u organizaciones locales que promuevan el bienestar? Llevar a su evento un grupo de meditación, instructores de yoga o masajistas para los descansos ayudará a que sus invitados se relajen.

Recuerde que no todas las ciudades tendrán una escena de bienestar evidente, pero depende de usted encontrarla o, al menos, hacer que la salud sea la prioridad de su reunión. 

2. Compruebe qué ofrecen sus instalaciones. 

Ya sea por limitaciones técnicas o de presupuesto, si no puede explorar la oferta de bienestar de una ciudad durante su reunión, hable con el personal de las instalaciones para ver cómo lo pueden ayudar. Por ejemplo, muchos hoteles, como las marcas JW Marriott y Westin, tienen diferentes programas de bienestar o servicios revitalizantes que puede añadir a la experiencia del evento. 

3. Incorpore el bienestar a la agenda de su reunión. 

Una vez haya identificado la forma de encajar el bienestar en el lugar donde se celebra su reunión, es el momento de determinar el papel que tendrá. Quizás la salud sea un tema central en el propósito de su evento, o tal vez tenga un papel secundario; ambas opciones están bien, pero afectarán de formas diferentes las decisiones que haga en el resto de su reunión.

Por ejemplo, digamos que está celebrando un evento en Ámsterdam, que tiene el título de la ciudad más sana del mundo (y es uno de los mejores 20 destinos de reuniones, ¡nada menos!). En una reunión dedicada completamente al bienestar, podría incluir una muestra de las iniciativas de la ciudad en el área de la salud: ir al exterior para celebrar su aire limpio, pasear en bici por la multitud de rutas de la ciudad, disfrutar de un menú fresco y de muchos descansos durante la reunión para equilibrar la agenda (Ámsterdam también ocupa el primer puesto en equilibrio entre vida personal y laboral). 

Sin embargo, si en su reunión no tiene tiempo o presupuesto para muchos extras de bienestar, podrá realizar una ruta en bici por la ciudad como actividad para conectar o de formación de equipos. 

Durante la planificación, tenga en cuenta que no hay una forma correcta de “estar bien” y los asistentes pueden tener una interpretación diferente de lo que es el “bienestar”. Como siempre, lo mejor que puede hacer es trabajar para conseguir el mayor beneficio del grupo. En un ambiente donde se da prioridad a la salud y relajación de los invitados, cualquier paso que dé hacia el bienestar seguramente será apreciado. 

Hasta la próxima,

Les deseo unas buenas planificaciones,
Clever Carly 
 

Powered By OneLink