Clever Carly: ¿Este o el otro? Cómo combatir la “paradoja de la elección”

Cómo tomar mejores decisiones a la hora de planificar eventos

¡Hola, superplanificadores! Soy Clever Carly. 

Desde la ropa hasta el tipo de café o el entrenamiento cardiovascular que queremos hacer, todos tenemos que tomar montones de decisiones, incluso antes de estar en nuestro trabajo; aunque algunas son mucho más vinculantes que otras. Cuando llegamos a nuestra oficina o al hotel, nuestras decisiones se vuelven menos triviales y tienen un impacto mayor. Gracias a Internet (concretamente a MeetingsImagined.com, por supuesto) es fácil encontrar muchas ideas de menús originales, métodos para presentaciones experienciales y tendencias de decoración únicas. Sin embargo, en muchas ocasiones esta gran cantidad de opciones hace que sea más difícil hacer la elección correcta (no una elección cualquiera) para su reunión. Se trata de una idea conocida como la “paradoja de la elección”, acuñada por el psicólogo Barry Schwartz, que afirma que tener una gran abundancia de opciones provoca estrés en lugar de alivio, por lo que es más difícil decidirse por una sola propuesta. 

Aunque hay (y siempre habrá) mil y una formas de enfocar un evento para Celebrar, Conectar, Idear, Decidir, Producir o Formarse, el proceso de toma de decisiones se puede abordar desde una perspectiva psicológica más centrada. Aquí, les muestro métodos para hacer la elección correcta en cualquier ocasión: 

Adopte una mentalidad holística y consciente 

De todas las tendencias de reuniones de las que hablamos el año pasado, la más penetrante fue, posiblemente, la gravitación hacia la atención plena. Según un artículo de HuffPost, del mismo modo que el estado mental trascendente puede hacer que los asistentes con mucho estrés se relajen y concentren, la atención plena también puede ayudarle a tomar decisiones con más seguridad. Como explica el artículo (que se basa en un estudio de la revista Psychological Science), enfocarse en la atención plena (es decir, dejar de lado las distracciones tecnológicas y pasar a un estado meditativo) ayudó a los participantes en el estudio a tomar decisiones más racionales y beneficiosas. En esta misma línea, un estudio reciente descubrió que el pensamiento holístico (hermano de la atención plena) también puede llevarle a tomar decisiones con más éxito. 

Por supuesto, la clave como planificador es conseguir llegar a ese estado. Si tiene que tomar una decisión seria, deberá eliminar las distracciones digitales, tomarse un descanso (hacer ejercicio o pintar, por ejemplo), dormir una siesta o meditar, por citar algunos de los métodos que hemos destacado en pasadas ocasiones.  

Reduzca al mínimo las decisiones precipitadas

Aunque siempre se nos anima a confiar en nuestro instinto cuando tenemos que tomar una decisión importante, según indica un estudio, tomarse un momento para contemplar todas las opciones (aunque solo sea durante una fracción de segundo) puede marcar la diferencia. 

Según este estudio, posponer una decisión solamente entre 50 y 100 milésimas de segundo hace que el cerebro de un individuo pueda procesar la información más relevante y excluir las distracciones. Probablemente este consejo no se pueda aplicar durante los meses de planificación anteriores al evento. Sin embargo, durante el evento siempre tiene que hacer frente a numerosas decisiones de emergencia de última hora, desde contratiempos con el menú hasta inclemencias del tiempo. Aunque su instinto es completamente válido, tómese un momento para respirar y valorar todas sus opciones. 

Opte por un cambio de decoración (o, mejor, de iluminación)

Desde el amarillo que anima a socializar hasta el verde que mejora las capacidades de aprendizaje, sabemos que la iluminación puede tener un gran impacto en el estado de ánimo de los asistentes y ayudar a crear el ambiente que desea en su evento. Sin embargo, según un estudio, la iluminación de su oficina, o del lugar donde toma la mayor parte de las decisiones sobre la planificación del evento, debería tener la misma importancia. 

Como indicó el estudio de la University of Toronto y la Northwestern University, la iluminación puede tener un gran impacto sobre la claridad mental y la respuesta emocional, pero aquí viene la sorpresa: el mismo tipo de iluminación (clara, obviamente) puede estar asociada tanto con emociones muy positivas como muy negativas. Lo mejor será que, durante la planificación, utilice una gama de luces que inspire emociones neutras y que reserve para la reunión la ambientación que altera el estado de ánimo. 

No olvide visitarme dentro de dos semanas para recibir más consejos e información útil. Y sígame en Twitter, Instagram y Facebook. 

Le ayudamos a tomar las mejores decisiones,

Clever Carly

 

Powered By OneLink