Mi mejor momento de la reunión, por Lloyd Doubleday III, JW Marriott Orlando Grande Lakes

Motocicletas + humo + cocina abierta = un evento sorprendente

Objetivo: sorprender a 500 personas, a pesar del espacio y tiempo limitados

Un grupo de los principales planificadores de reuniones de toda la empresa se alojó en la cuidad por un par de días en otro Marriott, pero nos solicitaron que nos encargáramos por unas horas una noche. El aviso del evento nos llegó con dos semanas de anticipación, y todos nuestros salones estaban reservados. Tuvimos que exhibir el resort tan rápido y eficientemente como fue posible y mantener a las 500 personas entretenidas y contenidas.

Pusimos una máquina de humo, llevamos una banda de rock de cuatro integrantes, motocicletas, taburetes rojos y mucha iluminación roja.

Magia en cocción

En ese momento, estábamos realizando muchas fiestas con el modelo del programa Iron Chef, así que lo combinamos con otros dos programas de cocina. La invitación decía: Guía de TV: Iron Chef a las 7:30, Hell's Kitchen a las 8:30, y Ace of Cakes a las 9:30.

La gente se dividió en grupos y les dimos un ingrediente (langosta) para que usaran en cinco platos. Durante los primeros 15 minutos, no sabían qué hacer. Decían: "¡No sé cocinar!" Luego todo sucedió como por arte de magia y fue muy divertido. Fue genial.

El "detrás de escena" se convierte en la escena

No contábamos con otro salón, así que convertimos todo el fondo del lugar en Hell's Kitchen. Aquí estamos, tomamos a los mejores clientes y los ponemos en el fondo del hotel en la cocina. Colocamos una máquina de humo para teatro, llevamos una banda de rock de cuatro integrantes, motocicletas, taburetes rojos y mucha iluminación roja. Algunos de los camareros usaron maquillaje demoníaco. Los pasillos de la parte del fondo generalmente están bastante limpios, pero también suele ser el último lugar al que el hotel quiere llevar gente.

Maravillar las mentes de los planificadores de reuniones

Afuera, teníamos a los chef de pastelería del Ritz-Carlton creando tortas y pastelitos para todos, y las personas votaban su favorito. Todos los socios del hotel participaron para lograr que se llevara a cabo. Llevo muchos años con Marriott, y hemos hecho cantidad de cosas memorables, pero esta es una que siempre recordaré. Fue un gran desafío y salió mejor de lo que todos esperaban. Los planificadores de reuniones quedaron impresionados.

Powered By OneLink