Mi mejor momento de la reunión, por Robin Van Ieperen, Amsterdam Marriott Hotel

Mi plan de juego perfecto para un evento de deportes de primera categoría

Objetivo: alojar y alimentar a atletas profesionales exigentes

El equipo nacional de fútbol alemán, uno de los mejores equipos de fútbol del mundo, tenía que enfrentarse al equipo holandés. Siempre ha habido una gran rivalidad; el equipo alemán se alojó durante tres días.

Estos atletas profesionales son los mayores protagonistas. Había entre 50 y 70 invitados de alto perfil con demandas muy específicas. Ocuparon gran parte del edificio y atrajeron a muchos fanáticos.

Convertir un salón para banquetes en un centro de medios y exploración

Alquilaron tres pisos del hotel y toda el área para banquetes. Creamos salas de reuniones, salas de exploración, salas para entrevistas y salas de entrenamiento. Junto con ellos había un equipo de TV que hacía transmisiones en vivo. En la sala para banquetes, jugaban a la pelota, más que nada para entretenerse. Son buenos jugadores profesionales, no se rompió nada.

Mantener la circulación de comidas y bebidas

Todos los días a las 6:00, comenzábamos a preparar el desayuno. Luego, mientras estaban en el gimnasio o durmiendo, dábamos un giro rápido y preparábamos el almuerzo. Volvían a entrenar y teníamos que escoltarlos fuera del hotel rápidamente y mantener a los fanáticos alejados. Volvían para la cena y, después de jugar, había otra cena más tarde.

En las comidas, usamos flores con los colores del equipo: blanco, amarillo, rojo y negro. Trajeron su propio chef, que trabajó estrechamente con el nuestro. Hubo que vaciar los minibares y llenarlos con productos de sus patrocinadores. Tuvimos que suministrar grandes cantidades de hielo y toallas todos los días.

Fue nuestro primer equipo deportivo importante, muy distinto de nuestros huéspedes típicos.

Personalizar el escenario

Nos enteramos de que tenían una conferencia de prensa en el hotel y armamos un escenario con un telón de fondo. Se nos ocurrió que sería una buena idea tener un faldón de mesa diferente, así que imprimimos uno con las palabras "Marriott Amsterdam" en letras gigantes. Se transmitió a toda Europa.

Después, los tres gerentes del equipo escribieron cartas a nuestro gerente general en las que decían que estaban complacidos con las respuestas rápidas a sus necesidades. En el fútbol, todos se conocen entre sí, así que cuando el equipo de fútbol de Chelsea tuvo que jugar aquí, también escogieron al Amsterdam Marriott Hotel.

Powered By OneLink