Mi mejor momento de la reunión, por Kathrin Hanisch, Munich Marriott Hotel

Consejo para convertir el espacio de un hotel elegante en la celebración de Oktoberfest

Objetivo: diseñar un entorno para que 250 informáticos tímidos puedan conectar

Nuestro cliente planificaba una conferencia de TI internacional de tres días de duración. Iba a haber 250 especialistas en tecnología de todo el mundo que no se conocían entre sí. Suelen viajar todo el año y pasan muchas de esas noches en hoteles. Generalmente, se sientan en frente de sus computadoras y trabajan, pero el planificador de eventos quería que se relacionaran, que se conocieran entre sí. Ese era mi desafío.

Generalmente, se sientan en frente de sus computadoras y trabajan, pero el planificador de eventos quería que se relacionaran, que se conocieran entre sí.

Tema de comidas y bebidas de Oktoberfest

Promocionamos la primera cena como una celebración de Oktoberfest de origen bávaro. Lo organizamos en el salón y lo llevamos hasta la terraza, donde había un bufé y un bar.

Pusimos mesas largas donde entraban 10 personas en cada una, había un DJ, pero no hubo baile, pues eran todos hombres. Algunos de ellos incluso usaron la vestimenta típica de Baviera. Las mesas largas y las estaciones de cocina ofrecieron a los invitados la oportunidad de interactuar entre sí y con el personal de cocina. Durante el evento, repartimos jarras de cerveza en sus habitaciones.

El área del lounge fomenta la sociabilización

Los días siguientes organizamos almuerzos de una manera diferente para fomentar la conversación. En una ocasión retiramos todas las mesas y sillas del restaurante y creamos un entorno para estar de pie. Colocamos un área de lounge en la recepción donde se podía revisar el correo electrónico y cargar las computadoras portátiles.

Solo se necesita una aldea (bávara)

La primera noche tuvimos que convertir la sala de conferencias en una celebración de Oktoberfest en tan solo una hora y media. Participó todo el equipo de Marriott, alrededor de 30 personas de todos los departamentos, quienes trasladaron sillas y movieron mesas. El trabajo en equipo es algo que nunca olvidaré. Estaban todos entusiasmados con los logros después de haber terminado la transformación. El planificador de eventos también mostró una actitud muy positiva en cuanto a las ideas que implementamos.

Powered By OneLink