Licores del mundo: Genever

Pruebe estos tres cócteles a base de este histórico licor neerlandés

Creado originalmente con propósitos medicinales a mediados del siglo XVI, este licor neerlandés conocido como Genever tiene una larga y sabrosa historia, en la que destaca su papel como precursor de la ginebra.

La versión original del Genever (palabra que deriva de la pronunciación neerlandesa del vocablo francés genièvre, que significa “enebro”) fue aromatizada con aceite de enebro para hacerla más apetecible. 

Aunque la ginebra inglesa eclipsó a su predecesor hace mucho tiempo, el genever prosperó cuando los marineros británicos se lo llevaron con ellos a su país. Del mismo modo, se cree que los soldados en la Guerra de los Treinta Años tomaban Genever para calmar sus nervios antes de la batalla, dando lugar así a la expresión “coraje holandés”.

Además, su producción se limita a una zona determinada: el Genever solo se puede elaborar en los Países Bajos, Bélgica y en algunas partes de Francia y Alemania, según dicta la ley de la Unión Europea.

A diferencia de la ginebra, el Genever tiene una base de grano malteado. Algunos de los consumidores habituales de alcohol pueden comparar su sabor con el de un whisky escocés mucho más ligero y observar que una gama de sabores menos herbal lo hace adecuado para cócteles clásicos, como el Old Fashioned.

Aquí le mostramos tres cócteles de Genever que tiene que probar, cortesía de Food & Wine:

Genever y soda

Necesita:

  • 120 ml de agua con gas.
  • 45 ml de Genever.
  • Una rodaja de limón.
  • Hielo.

Cómo hacerlo: Combine el genever con el agua con gas en un vaso alto con hielo. Adórnelo con una rodaja de limón. 

 

Old Fashioned de Genever

Necesita:

  • 60 ml de Genever.
  • 8 ml de sirope de arce de buena calidad.
  • 2 chorritos generosos de amargo de Angostura.
  • Cáscara de limón.
  • Piel de naranja.
  • Hielo.

Cómo se elabora: En una coctelera con hielo, combine el genever, el sirope de arce y el amargo. Remuévalo con el hielo y viértalo en un vaso bajo con hielo fresco. Adórnelo con piel de limón y de naranja, y páselos por el vaso para que suelten sus aceites cítricos.


The Dutch Apple

Necesita:

  • 60 ml de Genever.
  • 60 ml de sidra de manzana.
  • 15 ml de sirope de miel (miel y agua a partes iguales).
  • Un chorrito de amargo de Angostura.
  • Una ramita de canela.

Cómo se elabora: En una olla pequeña, combine el genever, la sidra, el sirope de miel y el amargo. Caliéntelo a fuego lento en la cocina y retírelo antes de que empiece a hervir (no lo tiene que cocinar, solo calentar). Viértalo en un vaso resistente al calor y adórnelo con una ramita de canela. 

Powered By OneLink