Licores del mundo: Grappa

Deleite a los invitados con este licor italiano lleno de historia

Tomar algo con los amigos o compañeros de trabajo siempre ha sido una forma de relajarse después de un día duro en el trabajo. Fíjese en los trabajadores italianos de la Edad Media: después de un largo día de trabajo manual, la clase trabajadora recurría a la grappa, un licor destilado que normalmente se sirve como digestivo, para mejorar la digestión de comidas pesadas y mantenerse caliente en los meses de invierno. 

Considerada una bebida de pobres, la grappa está elaborada a base de bagazo, es decir, las semillas, los tallos y la piel de las uvas que quedan después de hacer el vino; un proceso que garantiza que no se desperdicie ninguna parte de la uva. Al igual que el vino, su sabor depende de la calidad de la uva.

Aunque se desconoce el origen exacto de la grappa, existe casi desde hace tanto tiempo como el vino. Algunas versiones dicen que la primera copa de grappa data del siglo II, mucho antes que otras bebidas destiladas, como el genever, el whisky, el vodka y la ginebra. Y aunque seguramente haya nacido mucho antes que otros licores, la grappa no era especialmente sabrosa (la barata es conocida por tener un sabor similar al del querosén), motivo por lo que era generalmente consumida por las clases sociales bajas.

Avance rápido hasta la posguerra de la Segunda Guerra Mundial: el Plan Marshall de los Estados Unidos, un programa que suministró ayuda económica a Europa después de la guerra, proporcionó capital a Italia y generó un boom económico. Esto provocó que el gusto por la gastronomía y la cultura italiana se disparara en todo el mundo, incluido también el gusto por la grappa. Durante los años 60, una pequeña familia de destiladores de grappa, los Noninos, fueron los primeros en comercializar a gran escala una grappa de alta calidad (con un perfil más dulce, similar al del coñac), lo que cambió definitivamente la idea de que este licor era solamente para gente pobre y se convirtió en un deleite para cualquier persona. 

Cómo servir la grappa

¿Quiere incluir este licor italiano en la experiencia con bebidas de su reunión? Pruebe estas cuatro formas de servirlo:

De la forma tradicional: para conseguir el mejor sabor, haga como los italianos y tome la grappa pura o ligeramente fría en una pequeña copa tulipán. 

En reuniones matutinas: empiece los encuentros matutinos con un “café corregido”, o “caffè corretto” en italiano, que es un pequeño vaso que lleva una medida de café espresso y una de grappa.

En un cóctel especializado: si quiere crear bebidas exclusivas inspiradas en la grappa, pueden darle un giro a un cóctel clásico utilizando grappa. Los cócteles estilo ginger, tonic y old-fashioned con grappa seguro serán todo un éxito. 

En un dulce: deje que los invitados tomen su grappa y también se la coman. Puede darles un toque a sus galletas añadiéndoles un chorrito de este licor. Una galleta de almendras y grappa, por ejemplo, es una combinación de sabores perfecta. 

Powered By OneLink