Estrategias para romper los silencios incómodos

¿Oye grillos? Utilice estos consejos para planificar una reunión sin silencios incómodos

En las reuniones, el silencio no es oro. Los planificadores quieren oír a los invitados hablando y conversando con entusiasmo, no el cantar de los grillos. 

Los eventos para conectar concretamente son una forma estupenda de que los asistentes conozcan gente nueva, interactúen con figuras importantes de diferentes sectores y establezcan nuevas relaciones de negocios. Pero para hacer nuevas conexiones, los asistentes necesitan comunicarse bien, y esto no puede ocurrir si los planificadores no hacen reuniones para conectar exitosas.

Para mantener vivas las conversaciones, aplique estas cinco estrategias de planificación en su próximo evento para Conectar:

Empiece el día con un ejercicio para romper el hielo.

Corte de raíz las situaciones incómodas al inicio de la reunión con un ejercicio para romper el hielo. Esto no solo liberará los nervios previos a la reunión, sino que también pondrá a los asistentes en el mismo campo de juego y ofrecerá los conocimientos de otros invitados para generar conversaciones. Por ejemplo, dos invitados pueden haberse dado cuenta de que comparten el interés por alguna afición, un dato que pueden utilizar para empezar una conversación más adelante durante el evento. 

Equipe a los asistentes con herramientas efectivas para conectar y hacer contactos.

Es posible que el punto fuerte en las conversaciones de los asistentes esté en sus manos, pero eso no significa que los planificadores no puedan ayudarles durante el proceso. En las comunicaciones antes de la reunión, comparta consejos efectivos para conectar, como hacer preguntas abiertas. Después, llegado el día del evento, imprima iniciadores de conversación en tarjetas profesionales y distribúyalas entre los asistentes.

Incluya también actividades estructuradas para conectar en la agenda.

Los silencios incómodos con frecuencia ocurren cuando el marco de una reunión no apoya una auténtica interconexión. Así que, de a sus invitados algo de qué hablar. Incluya actividades para conectar, como las citas rápidas para hacer contactos, en el programa de la reunión para reducir la presión de tener que iniciar las conversaciones ellos mismos y, de esta forma, minimizar las posibilidades de que se produzcan momentos incómodos. 

Tenga en cuenta el espacio.

Un espacio para reuniones pequeño es perfecto para conocer a las personas cara a cara, pero las instalaciones más grandes fomentan la interacción y las charlas entre los asistentes. En otras palabras: Si los invitados se quedan atrapados en una conversación incómoda, un espacio de encuentros más grande o más abierto aumenta las posibilidades de que otros asistentes se unan al grupo y llenen los silencios en la conversación. 

Contrate a un facilitador de reuniones.

La mejor forma de escapar a los momentos de silencio es contratar un maestro de ceremonias para que hable. El objetivo principal de un facilitador de reuniones es hacer que el evento esté en movimiento, es decir, que en caso de que haya silencios en la sala, intervenga y llene el vacío.

Powered By OneLink